Promoviendo la gobernanza forestal y la participación sin precedentes: El Acuerdo Voluntario de Asociación Honduras-UE

Qué es un AVA

El AVA es un acuerdo legalmente vinculante entre la Unión Europea y un país exportador de madera que no pertenezca a la Unión Europea (UE). El objetivo del AVA es asegurar que toda la madera y productos derivados que llegan a la UE desde el país exportador se atengan a la legislación de este último.

De los 15 países que negocian o implementan un AVA, Honduras es el primero en América Latina en embarcarse en el proceso: comenzó las negociaciones en 2013. Su interés en el AVA va mucho más allá de su dimensión comercial, ya que el acento que el AVA pone en la mejora de la gobernanza forestal permite instaurar espacios de diálogo y discusión sobre temas ambientales y sociales, además de los económicos.

Avances en Honduras

Tras cinco rondas de negociación, Honduras y la UE están próximos a firmar el AVA. En octubre de 2016 se llevó a cabo la prueba de campo necesaria para identificar las tareas prioritarias que aseguren una implementación efectiva del AVA. Este importante paso es uno de los últimos antes de la firma. Con eso y con todo, el AVA está conduciendo a cambios sustanciales en la manera de manejar los bosques en Honduras. Estos logros son especialmente notorios en un país que aún sufre las profundas secuelas de la crisis política de 2009, y donde los defensores de los derechos humanos y el ambiente frecuentemente sufren amenazas y ataques violentos.

Una amplia participación en la toma de decisiones: a través del AVA, en Honduras se ha fortalecido la capacidad del gobierno, el sector privado, la sociedad civil y los pueblos indígenas y afro descendientes de trabajar juntos y tomar decisiones consensuadas. Las plataformas territoriales multiactores han permitido recabar insumos para la negociación del AVA de la población más dependiente de los bosques. La participación activa de organizaciones de pueblos indígenas y afro descendientes ha desembocado en un proceso de debate sobre aspectos clave como la tenencia de la tierra y el consentimiento previo, libre e informado. Sobre este último tema hay ya una propuesta de ley consensuada que deberá debatir el Congreso Nacional, y que podría marcar un antes y un después en el papel de los pueblos indígenas en el manejo de los recursos de los territorios donde están asentados.

Una mayor transparencia: el AVA permite acometer una reflexión conjunta sobre cómo fomentar un sector más abierto, inclusivo y en el que la información se ponga a disposición del público de forma oportuna y eficiente. Honduras ha evaluado sus herramientas actuales y propone, en el texto del AVA, mecanismos concretos para seguir avanzando hacia un sector forestal más transparente.

Profundas reformas legales: Honduras está utilizando el AVA como una oportunidad para revisar y armonizar el marco legal que rige el sector forestal. Esto está permitiendo aclarar aspectos relativos a la aplicación de la ley y su cumplimiento. El análisis de dicho marco legal está además permitiendo identificar traslapes, incoherencias y omisiones a subsanar. La inclusión del mercado doméstico en el AVA contribuirá a mejorar las acciones de protección de los bosques.

Siguientes pasos

Las organizaciones de sociedad civil hondureñas, demandamos de los gobiernos de Honduras y la Unión Europea el compromiso de concluir las negociaciones y firmar el AVA lo antes posible, y poner así en práctica todo lo que conjuntamente han logrado.

Más información dar click AQUÍ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *